miércoles, 11 de septiembre de 2013

Los mecanismos predictores

Vengo a confesar algo: no me gusta la mayoría de los mecanismos predictores. Para aclarar, un mecanismos predictor es aquel que mediante algún algoritmo intenta predecir lo que vamos a precisar a continuación.

Realmente me parecen muy feos en los smartphones, donde son una ayuda porque el sistema de entrada de datos de esos teléfono es realmente feo. Sea esto debido a que el teclado es muy chiquito y requiere demasiada exactitud, o a que al no tener feedback nos haga escribir más lento para asegurarnos que la tecla fue detectada.

Por un lado, no me gustan por lo general los teléfonos celulares, y el que el programa predictor sea una muleta no ayuda. Pero lo que menos me gusta es que para ganar velocidad de escritura haya que limitar el vocabulario a las palabras que el predictor cree que vamos a escribir. Creo que esto es crítico, porque tampoco me gusta cuando el procesador de palabras instalado en la computadora me sugiere cosas.

Por otro lado veo los algoritmos predictores de sitios como Youtube y realmente me asombra lo inútiles que son para mi. Si yo tengo suscripciones, quiero saber que videos tengo por ver, no que me sugiera sin ningún tipo de aclaración 15 videos, de los cuales seguramente ya vi más de la mitad.

El de Amazon también me parece inútil. Acabo de comprar un libro, evidentemente todavía no lo leí, entonces porque me sugiere que otros me van a interesar. Yo acabo de comprar un libro, obvio que en ese momento me interesa el que compré.

Tanto me disgustan esos predictores que cuando puedo, los manipulo para que pierdan sentido completamente. Por ejemplo, si compro más de 6000 libros gratuitos en Amazon, muy variados, que ni siquiera voy a leer, me va a recomendar las cosas más incongruentes, y eso me hace feliz, porque le da un sin sentido a algo que para mi no tiene sentido.

El único predictor que me agrada levemente es el de los editores de programación con autocompletado. Unas pocas veces ayudan a ir más rápido, pero todo depende de que necesitemos las opciones más comunes. Cuando no es así nos hacen perder tiempo, ya que debemos leer lo que recomienda a cada letra que ingresamos.

Será que yo amo tanto a las palabras que quiero escribirlas cuando quiero y como quiero. Será que no me gusta que me tapen con opciones, porque no me agrada tener que decidir. Será que el exceso de opciones a veces tapa la información que buscamos. Será que cada sistema de autocompletado usa una tecla diferente para aceptar.  O será todo esto y más a la vez. Porque la verdad es que no me gustan los mecanismos predictores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada